¿Por qué Fracasan los Emprendedores? Cada vez que conozco a un emprendedor, sé que las probabilidades de que fracase son muy altas. No me gusta dar malas noticias, pero los números no mienten.

Cursos de Marketing Online para Emprendedores

>>> Artículo: COMO SER UN EMPRENDEDOR DE ÉXITO <<<

La mortalidad empresarial supera (en el mejor de los casos) el 20% un año después de su fundación, y el 80% de los negocios que se crean hoy en día, habrán cerrado sus puertas antes de cumplir cinco años.

¿Cuáles son los motivos que hacen que los emprendedores fracasen? Pues en este video voy a revelártelos, para que tomes nota y no los cometas con tu emprendimiento.

Conocer por qué se fracasa, nos ayudará a estar alertas. Ya lo dijo Tomas Alva Edison: “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla”. Pero este camino de descubrimiento, puede hacer que tardemos mucho o nos quedemos varados a mitad del camino.

No sería mejor aprender lo que otros ya han descubierto, lo que otros ya hemos pasado, para así tomar nota y hacer que nuestro camino hacia el éxito sea más corto y sencillo de caminar?

Pues bien, toma nota de por qué fracasan los emprendedores.

Falta de Formación

Este es el gran problema de los emprendedores, no formarse, creer que lo saben todo, o lo aprenderán con el tiempo. Evitarías muchos errores si te formarás para emprender.

Si volviera a tener 22 años, me encantaría invertir mi tiempo en un Máster para Emprendedores, o un campamento para startups.

Cuando voy como asistente a conferencias sobre emprendimiento, salgo fortalecido, porque siento que los expositores me han dado su experiencia, tanto buena como mala, y así estaré preparado para afrontar problemas que se presenten en mi emprendimiento.

Antes de emprender invierte en tu emprendimiento, fórmate, es vital que domines como validar una idea de negocio, como identificar un nicho de mercado rentable, como diseñar un modelo de negocio, como crear tu negocio, como diferenciarte, como desarrollar un plan estratégico, como innovar, cómo utilizar internet para hacer crecer tu negocio, entre otros varios conceptos de vital importancia para tu emprendimiento.

Si no los dominas, verás que en la cruda realidad, tu competencia te sacará mucha ventaja porque está mucho más preparado que tú.

Yo te recomiendo formarte leyendo libros, yendo a conferencias y charlas sobre emprendimiento, o apuntarte a un programa de formación en una universidad, escuela de negocios o mejor aún a nuestro Máster para Emprendedores Online.

Hacerlo te ayudará a evitar los siguientes errores y muchos más.

Gran idea = Gran Negocio

Esto es algo que debe de ser borrado por completo de una mente emprendedora, no toda gran idea se convierte en un gran negocio. Primero debes validar si la idea puede ser un buen negocio.

Una consultora ubicada en Chicago, hizo un estudio de 11.000 nuevos productos hechos por 77 compañías de manufactura, servicios y productos de consumo. En él se encontró que sólo el 56%, de todos los productos nuevos siguen en el mercado cinco años después.

Y esto pasa porque la mayoría de las ideas nunca han llegado a ser incluidas en los tests de marketing. Las empresas tienen que diseñar 13 nuevas ideas antes de conseguir una idea ganadora.

Te estoy hablando de empresas que pueden contratar a muchos profesionales expertos para la creación y lanzamiento de productos. Entonces, que te hace creer que cada idea que tengas será un gran negocio. Tómalo en cuenta, y validad tu idea de negocio.

>>> ¿QUÉ ES UNA IDEA DE NEGOCIO? <<<

Pensar Primero en el Producto

Lo que tú piensas y deseas, muy probablemente no sea lo que piensa el mercado, es decir, tus futuros clientes.

Según el profesor Abbi Griffin, catedrático de Marketing y Dirección de Producción en la Universidad de Chicago, “crear nuevos productos significa averiguar qué es lo que desean los consumidores y ofrecerles exactamente lo que necesitan“.

Un nuevo producto debe satisfacer las necesidades del consumidor, no las del emprendedor. Asi es que antes de pensar en un producto, piensa y averigua qué es lo que desean tus consumidores, y ahí verás si es que el producto que pensaste, soluciona las necesidades y problemas de estos consumidores.

Si es así, tu producto tiene muchas más probabilidades de hacer crecer tu emprendimiento, de otro lado estará destinado al fracaso.

No Centrarte en el Core de tu Negocio

Creo que estamos de acuerdo en que al emprender, los recursos son limitados, y hay que intentar ahorrar lo máximo posible, pero eso no quiere decir que debas descuidar lo que realmente importa en tu negocio.

Muchos emprendedores quieren hacerlo todo. Deja de lado el prejuicio de que “nadie lo hará mejor que yo”. Confía en tus empleados y proveedores de servicio. Incluso los mejores emprendedores no pueden hacerlo todo.

Por ejemplo, si hay que hacer un video de promoción, no intentes hacerlo tú, delega esto en un profesional experto en videos. El resultado será mucho mejor en coste, tiempo y resultados.

Si intentas hacerlo todo, generarás agobio, estrés y repercutirá en tu emprendimiento.

Es importante que aprendas a delegar para dejar que tu negocio crezca. Si haz contratado a buena gente y los has entrenado correctamente, dales libertad de acción y los resultados te sorprenderán.

Falta de Planificación

Muchos emprendedores que fracasan chocan con problemas que podrían haber evitado fácilmente, si se hubieran tomado el tiempo de planificar antes de empezar.

Una mirada cortoplacista y la falta de planificación son falencias que llevan a que cerca del 80% de emprendimientos no puedan alcanzar las metas del negocio.

Si haces el ejercicio de planificar, te darás cuenta que van a aparecer nuevas oportunidades de negocio que puedes aprovechar para mirar más hacia fuera, al mercado, a los clientes y no estarás tan focalizado en los productos

Entiende que la gestión es un proceso y, por lo tanto, como todo proceso, necesita acciones programadas y sistemáticas. Hoy en día, lo que se está imponiendo es la planificación orientada a resultados. Es decir, planificar con el horizonte puesto en resultados.

Hoy la regla es planificar y actuar, ser muy dinámico, pero siempre pensando en las metas deseadas y poniendo énfasis en los procesos y las personas. Ya lo dijo Michael Porter, la esencia de la estrategia consiste en la elección de lo que no debe hacer. Y para eso hay que planificar

Mala Gestión

Según diversos estudios de diversas consultoras, se ha demostrado que el 50% de las empresas quiebran durante el primer año de actividad a causa de una mala gestión.

A través de los años he visto errores de gestión como: falta de enfoque estratégico, de especialización, desviación de la actividad principal, Improvisación, morir de éxito por un crecimiento desordenado, excesiva confianza en el producto o la idea, despreciar a la competencia, no conocer suficiente al cliente objetivo, falta de adaptación a los cambios del mercado, endeudamiento excesivo, derroche en gastos superfluos, mal servicio al cliente, obsolescencia de procesos ó productos, mala selección de personal, implementación de modelos tradicionales de liderazgo, carecer del apoyo de expertos externos, etc.

Para saber gestionar se necesita experiencia y conocimientos. No poseer estas dos variables hará que cometas muchos errores en la gestión. Los conocimientos los tienes en nuestro máster para emprendedores online, y si no tienes experiencia consigue a un profesional experto que te asesore durante un año o dos en la gestión de tu negocio, y verás cómo la gestión mejorará poco a poco.

Recuerda, lo difícil no es empezar un negocio, lo difícil es hacer que crezca sostenidamente con el paso de los años.

Darte Por Vencido Muy Rápido

Emprender no es una tarea fácil, requiere de mucha paciencia y perseverancia para mantenerte firme en tu idea de sacarlo adelante. En muchos momentos te sentirás agobiado, estresado por la falta de resultados. Pero si tu negocio es bueno tarde o temprano verás sus frutos si trabajas con ahínco y esfuerzo.

Seguramente has escuchado la frase de Albert Einstein que dice: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.”

Antes de darte por vencido, intenta cambiar todo aquello que veas que no está funcionando bien. Este es un consejo muy bueno que por experiencia propia te lo estoy dando.

Recuerda que, por lo general, los beneficios de un negocio no aparecen en el corto plazo, sino en el medio plazo.

Y si te sientes sin fuerzas para seguir con tu emprendimiento, intenta conseguir un socio que te ayude, accede a un grupo mastermind, o contrata a un asesor o coach de emprendimiento. La ayuda siempre viene muy bien.

Una vez Tomas Alva Edison dijo: “Muchos fracasos ocurren en personas que no se dieron cuenta lo cerca que estaban del éxito.

Ten en cuenta estos motivos de fracaso, y trata de no cometerlos en tu emprendimiento.

Si crees que este artículo te ha sido útil, dale al “Me Gusta” y compártelo con tus colegas y amigos en las redes sociales. El conocimiento se comparte, Gracias!