Emprender se ha convertido en una moda hoy en día. Pero el 70% de startups fracasaran en el primer año de creación. Hoy te muestro cuales son las razones principales por las que las startups fracasan.

Iniciar una empresa será una de las cosas más difíciles de puedes hacer. Eres tú contra el mundo. Y el mundo suele ganar, ya que más del 70% de las empresas fracasan.

¿Cuáles son los principales errores que harán que tu startup fracase y cierre? Aquí están las 10 razones por las que las startups fracasan.

#1. Elegir el Mercado Equivocado

Una de las principales razones por qué las startups fracasan, es que se encuentran con que han construido un producto que soluciona un problema para un mercado muy pequeño, que no es lo suficientemente grande como para monetizarlo.

Generalmente pasa por dos razones gigantescas:

No hay una propuesta de valor lo suficientemente convincente, que seduzca a una compra. Un ejemplo practico es saber diferenciar entre una vitamina (que es bueno tenerla) y una aspirina (que debes de tenerla).

El Segway es una plataforma con dos ruedas y una base de acelerómetros y sensores que hacen que una persona se mueva según se incline.

Fue anunciado como producto innovador en cuanto a cómo nos movíamos. La compañía esperaba vender 50 mil unidades en su primer año, pero después de 21 meses sólo se habían vendido 6.000.

Startups que fracasan: Segway

El mercado no está preparado para utilizar tu producto. Por ejemplo el Bashful, que fue un dispositivo similar al  actual Surface de Microsoft. Lamentablemente, la tecnología en aquel tiempo no daba como para que el Bashful funcionara de manera fluida.

Startups que fracasan: bashful de mac

#2. Escoger el Socio Equivocado

La forma más rápida de arruinar una amistad, es iniciar un negocio con un amigo(a). El hecho de que sean amigos no significa que puedan trabajar juntos y bien. ¿Sabes cuál es el premio de consolación por haber ganado una pelea con uno de tus socios? Un negocio en quiebra.

Al igual que en un matrimonio, los opuestos se atraen entre los co-fundadores. No empieces un negocio con alguien cuyo conjunto de habilidades sean muy parecidos a los tuyos. Encuentra a alguien cuyos puntos fuertes son tus debilidades, y cuyas debilidades son tus puntos fuertes. Busca un socio que te complemente y sobre todo en el que puedas confiar.

Un ejemplo puede ser si tú eres un programador de apps móviles, busca un socio que sea experto en gestión de negocios, o en marketing. Este sería un tandem muy poderoso.

#3. Diseñar un Mal Modelo de Negocio

Al asesorar a cientos de emprendedores y startups, me he dado cuenta de que una de las causas más frecuentes de fracaso en el mundo de las startups, es que los emprendedores son demasiado optimistas acerca de lo fácil que será adquirir clientes.

Los emprendedores asumen que podrán construir un sitio web vendedor, un producto y/o servicio interesante, y que los clientes llegarán por miles a tocar la puerta de su startup para comprar sus productos o servicios. Y la realidad es muy diferente.

El 50% de startups que tienen éxito, se debe a que han sabido crear un modelo de negocio rentable. Y esto se logra uniendo todos los puntos de la startup, para generar tanto valor que tus clientes puedan percibirlo rápidamente.

modelo lean canvas

#4. Contratar a las Personas Equivocadas

Tu emprendimiento es tu caballo de carreras. Tu colaboradores son sus jinetes. Y la diferencia entre un ganador y un perdedor no suele ser el caballo, sino la persona que lo monta. Las personas que contrates te llevarán al primer lugar. Las contrataciones equivocadas garantizan un rendimiento mediocre.

Con demasiada frecuencia, los emprendedores tratan de simplemente cubrir los puestos para que puedan “seguir adelante“, con lo que creen que son las tareas más importantes. Déjame que te cuente un pequeño secreto que todos los grandes emprendedores saben: Contratar no es una tarea en tu lista de tareas pendientes. Es el alma de tu empresa. Es tu empresa!

Ya lo dijo Steve Jobs: “Cuando tienes una startup, las 10 primeras personas determinarán si la empresa tendrá o no éxito. No tiene sentido contratar a personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer.

#5. Gastar Mucho en Poco Tiempo

La mayoría de emprendedores fracasa por una simple razón: Su emprendimiento se queda sin dinero. Su trabajo como fundador es asegurarse de que su empresa entre en órbita antes de que se quede sin dinero.

La forma más fácil de quedarse sin dinero, es aumentar el gasto demasiado rápido.

A los emprendedores les encanta encender el gas antes de que el modelo de negocio está bien afinado. Esto es un GRAVE ERROR!. Gasta tan poco dinero como sea posible a medida que tratas de encontrar un modelo de negocio rentable.

Por ejemplo, si estás vendiendo un producto para empresas, no contrates a un segundo vendedor hasta que el primero empiece a generar por lo menos dos veces su salario anual. No promociones agresivamente hasta que no sepas que la gente está comprando tus productos.

#6. No Enfocarte en lo Importante del Negocio

A los emprendedores les encanta “emprender”. Ya es bastante difícil poner en marcha un negocio, pero si tratas de poner en marcha varios negocios al mismo tiempo, lo que harás es crear muchos fracasos a la vez.

Pero también pasa dentro de la misma empresa. El intentar crear al mismo tiempo dos productos para segmentos de mercado diferentes, hará que no te enfoques en lo realmente importante. Estarás dividiendo tus recursos en dos. En lugar de concentrarlos en uno que salga realmente bien.

Steve Jobs ya lo dijo: “Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer”. Cuando Jobs regresó a Apple en 1997, detuvo la producción varios productos que tenían planeados lanzar, y pidió que sólo se concentraran en cuatro. Cuatro grandiosos productos.

Hace mucho años, Mike Parker (CEO de Nike), le pidió consejo a Steve Jobs, y Steve accedió diciéndole: “Nike hace algunos de los mejores productos del mundo. Productos que son codiciados en todas partes. Pero también hace un montón de mierda. Simplemente deshaceos de las cosas de mierda y centraos en las cosas buenas.

#7. No tener Pasion ni Persistencia

Si un emprendedor no exuda pasión por su producto, nunca amarán su startup lo suficientemente para superar los buenos y malos momentos. Por lo cual, no serán capaces de atraer al mejor equipo de gestión o de inversionistas, si su pasión no contagia a los demás también.

Además, incluso si tienes pasión, es necesario tener una mentalidad persistente que, independientemente de los obstáculos, consiga llevar tu startup por el camino adecuado.

El emprendedor que no conoce la palabra “persistencia y pasión”, no podrá llevar por el camino del éxito a su startup. Y los primeros años, generalmente son de mucha pasión y persistencia.

#8. Falta de Liderazgo

Los equipos de una startup, necesitan tener experiencia en pensar, actuar y operar como una startup. Así pues, nunca trates de poner en tu startup, un equipo de gestión con experiencia en empresas ya formadas.

Ya que normalmente no piensan igual que las startups, que tienen presupuestos muy reducidos y con ideas que se sacan de la manga durante todo el día, echando horas y haciendo del networking un arte.

Una startup se basa en la creatividad y el saber llevar un grupo de personas que tambien son muy creativas y pero a la vez con poca vision a largo plazo. El líder del equipo debe tener experiencia en startups y en estrategia.

#9. No Tener Mentores y Consejeros

Los emprendedores no deben ser “lobos solitarios”. Ellos tienen que entender que no están en esta batalla solos. Muchas ciudades han establecido ecosistemas de startups, para que se aprovechen de la mentoría y aprendizaje de otros emprendedores con una larga lista de emprendimientos y/o de inversores.

Por lo tanto, asegúrate de que estás bien conectado y que te rodeas de emprendedores y empresarios que tienen más experiencia que tú, y que puedan evitar que cometas los mismos errores que ellos ya cometieron.

Por ejemplo, si empiezas una startup sobre comercio electronico, lo ideal es que consigas un mentor que sea experto en Estrategia Digital y eCommerce.

#10. No Hacer Caso a tus Presentimientos

Los emprendedores que se entrenan para escuchar a sus presentimientos en la toma de decisiones clave, generan una enorme cantidad de buenas decisiones. Y esto se transforma en crecimiento y ganancias.

Basta con mirar a Mark Zuckerberg. Su instinto le decía que a los estudiantes les encantaría un servicio para conectarlos entre sí en su campus. Y cada una de sus decisiones de producto, desde el suministro de noticias hasta el etiquetado de fotos, también vinieron de decisiones viscerales.

Steve Jobs, Michael Dell, Warren Buffett, Richard Branson. Todos aprendieron muy pronto a escuchar a su instinto inicial.

Si tu instinto te dice que un empleado potencial no se ajusta con la ética y los valores establecidos, no le contrates. Si tu instinto te dice que tu producto no vas a ganar un cliente, empieza a cambiar las cosas para empezar a ganar clientes. Si tu instinto te dice que un inversionista probablemente te hará la vida imposible, no tomes su dinero.

Conclusión

Toma en cuenta estos consejos, y trata de llevarlos a cabo en tu startup, y seguramente te ayudarán a crecer día a día en clientes e ingresos.

Si crees que este artículo te ha sido útil, dale al “Me Gusta” y compártelo con tus colegas y amigos en las redes sociales. El conocimiento se comparte, Gracias!