A la hora de crear una empresa tienes que resolver el reto de monetizarla. Ese es el gran desafío al que se enfrenta todo emprendedor como tú. Así es que en este video te voy a dar diferentes modelos de ingresos que puedes implementar en tu modelo de negocio.

Cursos de Marketing Online para Emprendedores

Modelo de Venta Directa

La venta directa es la comercialización y venta de productos directamente a los consumidores, sin ningún tipo de intermediario o distribuidor (modelo B2C).

La principal desventaja es que todo el peso de la comercialización y distribución recae sobre el propio fabricante. Por esta razón todavía se tiende a utilizar de manera combinada con otros modelos que sí que cuentan con ayuda de terceros.

Varias entidades del sector editorial llevan años comercializando directamente sus contenidos a través de sus webs. Apple vende desde su sitio web sus propios productos.

Modelo de Transacción

Este modelo de ingresos suele estar asociada a servicios financieros. Empresas como PayPal, Square o Stripe han sido desarrolladas partiendo del mismo principio: procesamos millones de transacciones cada día y nos quedamos con un pequeño porcentaje de cada una, normalmente entre un 0,5 y 3 por ciento.

En Entrenar.me se cobra un porcentaje cada vez que un alumno le paga una sesión de entrenamiento a un entrenador en su plataforma. Por último tenemos el caso de TransferWise, que facilita el intercambio de divisas aplicando comisiones más bajas que la banca tradicional.

Modelo Freemium

Freemium procede de la fusión de las palabras “Free” y “Premium”. El modelo Freemium es cuando recibimos un producto de forma gratuita con la opción de adquirir una versión del producto o servicio con mayores funcionalidades a un determinado precio. Es uno de los modelos más famosos y usados.

Por ejemplo Adobe, para poder leer los archivos en PDF, se puede utilizar la versión gratuita de Acrobat, pero si quieres modificar o editar un PDF, entonces necesitaría una actualización de pago.

En el caso de Skype, el servicio es gratuito para chatear y hablar con otros usuarios de skype, pero si se quieres llamar a un número de teléfono hay que pagar una suma determinada de dinero en forma de saldo.

LinkedIn, Dropbox, iCloud, Flickr y Pandora serían otros casos muy conocidos que funcionan bajo un modelo Freemium.

El principal reto para las empresas que utilizan el modelo freemium es saber cuánto dar de forma gratuita, de forma que los usuarios necesiten y quieran actualizar su cuenta a un plan de pago. Si la mayoría de los usuarios están satisfechos con el plan básico gratuito, no tendrá la necesidad de actualización.

Modelo de Afiliación

En este modelo de ingresos por afiliación, el afiliado es compensado por cada usuario que envíe al sitio Web del vendedor y realice una acción acordada (normalmente una venta, o un registro).

La compensación del afiliado puede variar mucho entre los diferentes programas de afiliación y los productos y/o servicios que ofrecen.

Ejemplos del modelo de marketing de afiliación son Hostgator que paga US$50 por cada nuevo cliente de hosting, o Amazon que paga el 10% de cada venta referida que se haga en su tienda online o Meetic que te paga US$10 por cada registro en su red social.

Modelo de Suscripción

Este modelo requiere que los usuarios paguen una cuota (que puede ser  mensual, semestral o anual) para acceder a un producto o servicio.

Por ejemplo en Quarterly Underwear Club por US$70 anuales el usuario recibe un par de calzoncillos trimestralmente. Otro ejemplo es Netflix donde puedes acceder a una gran cantidad de películas y series por una suscripción de US$10 al mes. Spotify combina bien este modelo con el freemium. Hoy tiene 40 millones de usuarios de los cuales 10 son suscriptores de pago mensual.

Modelo de Publicidad

Consiste en tener grandes niveles de tráfico a un sitio web, basándose en un contenido atractivo y al ser el contenido gratuito, la publicidad es la genera el ingreso al negocio. Se puede hacer por patrocinio, afiliación o publicidad directa en el contenido.

Si estás pensando utilizar este modelo de ingresos, tienes que saber que para alcanzar una cantidad decente de ingresos, debes tener también una muy buena cantidad de trafico web.

Un ejemplo es Spotify, que en su versión gratuita pone publicidad cada determinado número de canciones. Ya te comenté que tiene 40 millones de usuarios activos por lo que los ingresos por publicidad deben ser muy buenos.

Modelo de Micropagos

Se suele entender por micropago una transacción, por lo general entre menos de $1 y los $5, para acceder a algún tipo de contenido, bien sea un artículo en una web, una canción o el siguiente nivel en un videojuego, por ejemplo.

Aunque Paypal y Visa defienden que un micropago puede llegar hasta los $10 o $20, según el tipo de compra.

Los micropagos se usa mucho en las aplicaciones moviles. En Google Play por ejemplo puedes adquirir una app por 99 céntimos de dólar, y puedes encontrarte dentro de la app acceso a micropagos para acceder a un nivel, o conseguir más funcionalidades.

Modelo de Pago por Consumo

El pago por consumo viene del famoso “pay per view”, que como indica su nombre, se trata de un sistema de pago en el que el usuario paga sólo por lo que ve, aunque fuera del medio audiovisual sería el “Pago por Consumo”.

Un ejemplo de este modelo es Bluemove, con la que se pueden alquilar coches y pagar sólo por el tiempo real que se han estado usando, no por días o semanas completas. En el sector hotelero encontramos a ByHours, una plataforma donde el usuario puede reservar hoteles indicando la hora de entrada y de salida de los mismos.

Modelo de Gamificación

Este modelo se basa en las recompensas. Es un paso más allá de otros modelos, como la recompensa por valoraciones, teasers, o votaciones sobre objetos de consumo (por ejemplo, en los videojuegos).

El aprovechamiento del valor de la experiencia que supone el juego, el hecho de superar un desafío y el discernimiento que le son propios pueden atraer a un público determinado hasta entonces ajeno a determinados productos.

Cada empresa utiliza un enfoque diferente a la hora de implementar la gamificación. Es lo que hizo la empresa de software Autodesk al llevar la gamificación a los usuarios y elevar las tasas de uso hasta un 40% y de conversión hasta un 15%.

La publicación Playboy también ha probado la implementación de dinámicas de juego mediante la iniciativa Miss Social, a través de la cual un 85% de visitantes a la web jugaron más de una vez, volviendo a hacerlo el 50% de ellos al mes siguiente, lo que en cifras supuso un aumento del 60% de ingresos.

Foursquare es otro ejemplo de cómo las virtudes del móvil pueden dar mucho juego, más aún desde una perspectiva social. Aquí existen todo tipo de posibilidades que se pueden conjugar incluso con modelos fuera del entorno web para llevarlos a negocios locales.

Modelo de Crowdfunding

El crowdfunding, junto al crowdsourcing, es un modelo de ingresos nuevo pero que se ha hecho muy conocido en muy poco tiempo y que goza de gran popularidad y visibilidad, sobre todo a nivel online. Se basa en el llamado micromecenazgo o la financiación masiva de un proyecto, servicio, contenido, plataforma, productor, obra.

En definitiva, cualquier cosa susceptible de ser financiada entre varios mecenas que voluntariamente quieran participar y hacer posible la creación o puesta en marcha de una idea.

Un ejemplo es Wikipedia que necesita varios millones de dolares para seguir online, y esta cantidad la recibe gracias a las donaciones de la gente que cree en este proyecto.

Modelo Flash Sales

Basado en las propuestas de ventas online de corta durada y con descuentos importantes. La generación de este tipo de ofertas de “aquí y ahora” funcionan muy bien ya que el usuario sabe que se tiene que decidir de forma rápida o perderá la oportunidad de adquirir el producto o servicio a ese precio.

Por ejemplo los outlets online centrados en la moda como Vente-Privee, Privalia o Buyvip, y los llamados Grupones: Groupalia, Letsbonus vendiendo ocio y viajes principalmente o centrados en una categoría concreta como puede ser Segurbonus en seguros o Aprendum en cursos de formación.

Modelo Paga lo que Quieras

Basado en la demanda y el consumo, el “paga lo que quieras” (conocido en el ámbito anglosajón por las siglas PWYW: “Pay What You Want”) lleva al extremo las políticas de precios dinámicos.

Bajo este modelo, los clientes optan por pagar el precio sugerido por la empresa, un mínimo casi simbólico o incluso en casos muy extremos nada en absoluto. Un ejemplo offline conocido en Estados Unidos es el de Panera Bread una red de restaurantes que dejaba que los clientes pagaran lo que quisieran por cada plato del menú. Aunque más tarde optaron por un precio sugerido de $5.89

Modelo de Multas

Así funcionan las tarjetas de crédito y es el sistema que utilizaba la extinta cadena de alquiler de películas, Blockbuster, que cobraba los famosos late fees por entregar las películas tarde. Por ejemplo en el año 2000 los late fees le generaron a la cadena 800 millones de dólares. Lo mismo sucede cuando las no pagas en su totalidad las tarjetas de crédito mes a mes.

Modelo de Franquicia

Las cadenas de comida rápida han hecho muy popular este modelo. Las principal ventaja es que te permite desarrollar tu negocio a gran escala a la vez que el franquiciado recibe una licencia para utilizar la marca y el know-how para operar el negocio a cambio de un pago de entrada y un porcentaje de las ventas.

Modelo de Licencia

Se basa en cobrar un cargo por la utilización de una tecnología o propiedad intelectual. Este ofrece un gran beneficio de margen bruto ya que no hay que hace grandes inversiones en la producción y distribución del producto. Un ejemplo es Microsoft con su famosa licencia de Windows.

Y estas han sido los diferentes modelos de ingresos que funcionan hoy en día y que puedes implementar en tu modelo de negocio.